Actualidad legislativa y
noticias de interés

Ayudas, bonificaciones e incentivos al emprendedor

Existen diversas ayudas a todas aquellas personas que deseen iniciar un proyecto empresarial. Podríamos destacar, entre otros, los siguientes:

  • Reducciones y bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.La cuota por contingencias comunes, incluida la incapacidad temporal, de los trabajadores por cuenta propia o autónomos que causen alta inicial o que no hubiesen estado en situación de alta en los 2 años inmediatamente anteriores, a contar des de la data de efectos del alta, en el RETA, consistirá en una cuota única mensual de 60€, que comprenderá tanto las contingencias comunes como las contingencias profesionales, quedando estos trabajadores exentos de cotizar por cese de actividad y por formación profesional. Ver post “Bonificaciones cotización Seguridad Social nuevos autónomos”.
  • Capitalización de las prestaciones por desocupación para fomentar el trabajo autónomo. Los beneficiarios de prestaciones por desempleo de nivel contributivo, que pretendan constituir-se cómo trabajadores autónomos, podrán capitalizar su prestación a este efecto. El abono de la prestación se realizará de una sola vez por el importe que corresponda a la inversión necesaria para el desarrollo de la actividad por cuenta propia, incluido el importe de las cargas tributarias para el inicio de la actividad, o bien, la entidad gestora podrá abonar mensualmente el importe de la prestación por desocupación de nivel contributivo por subvencionar la cotización del trabajador a la Seguridad Social.
  • Compatibilización de la percepción de la prestación por desempleo con el trabajo por cuenta propia. Los titulares del derecho a la prestación por desempleo de nivel contributivo, por haber cesado con carácter total y definitivo su actividad laboral, que causen alta como trabajadores por cuenta propia con alguno de los regímenes de la Seguridad Social, podrán compatibilizar la percepción mensual de la prestación que les corresponda con el trabajo autónomo, por un máximo de 270 días o por el tiempo inferior pendiente de percibir, siempre que se solicite a la entidad gestora en el plazo de 15 días a contar des de la fecha de inicio de la actividad por cuenta propia, sin perjuicio que el derecho a la compatibilidad de la prestación tenga efecto des de la fecha de inicio de tal actividad. Transcurrido el plazo de 15 días el trabajador no podrá acogerse a esta compatibilidad.

Si lo desean pueden contactar con Contem assessors para valorar su situación particular y ver cuál es la opción más recomendable en cada caso para facilitar el inicio de la nueva actividad.